¿QUÉ ESTAMOS HACIENDO NOSOTROS?

En nuestra Clínica, hemos decidido parar todos los tratamientos y enfocar nuestros recursos exclusivamente en tratar los casos urgentes con una doble finalidad, evitar que los pacientes tengan que acudir a unos servicios de urgencias ya de por si saturados y al mismo tiempo reducir el riesgo de contagio para nuestro personal.

Para intentar reducir al máximo el contacto entre personas, hemos habilitado un teléfono que está operativo siete días a la semana para, si es posible, solucionar sus problemas sin necesidad de que se desplace a la clínica.

Si no obstante, tiene que acudir a la consulta estamos preparando nuestra agenda para evitar la coincidencia de dos o más pacientes en nuestras instalaciones, una vez más para reducir el riego de contagio.

Así mismo hemos incrementado todos los procedimientos de control de infecciones habituales extendiéndolos a una limpieza reiterada de superficies no clínicas con soluciones desinfectantes o la eliminación de posibles vehículos de contaminación cruzada siguiendo las recomendaciones de nuestras organizaciones colegiales.